GREDOS EN BICICLETA

Viaje por la Sierra de Gredos en bicicleta

GREDOS EN BICICLETA

Hacer este mini viaje por Gredos en bicicleta es lo más parecido a unas vacaciones que hemos podido tener en agosto de 2020.

En mitad de una pandemia que asoló el mundo, y que nos dejó sin poder viajar a esos destinos que teníamos previsto y que tuvimos que cancelar, realizar esta mini aventura por Gredos nos supo a gloria.

Somos sanitarias: Enfermera y TCAE; y la pandemia cortó de raíz todos nuestros planes. Teníamos previsto hacer las dos paradas laborales que siempre hacemos. Una en mayo y junio y otra en octubre y noviembre. Pero en marzo ya sabíamos que esos planes tendríamos que aplazarlos.

Así estábamos, cuando en agosto nos salió la oportunidad de escaparnos a Gredos.

No es la primera vez que subimos a Gredos en bicicleta. Hemos subido, con esta, tres veces. Las dos ocasiones anteriores salimos en bicicleta desde Madrid. Pero, en esta ocasión, decidimos subir en furgoneta y rodear la sierra, subiendo por la parte extremeña, saliendo desde el corazón de la sierra, desde Barajas de Gredos.

Barajas de Gredos es una pedanía de Navarredonda de Gredos, con una población aproximada de 130 habitantes. En verano multiplica su población, sobre todo de madrileñas y madrileños que, escapando de los calurosos veranos de la capital, suben al fresquito de la sierra.

1ª Etapa de Gredos en Bicicleta: Barajas de Gredos – Candeleda

Nada más salir, y pedalear con las alforjas, ya notamos que el bajón en nuestra forma física era un hecho. Pasamos de la sospecha al hecho en una sola subida. Está claro que los ocho meses que llevábamos sin salir con las bicicletas cargadas habían pasado factura.

¡Un bajón que nos produjo subidón!

Nos da igual, no nos importa… Hemos venido a disfrutar, a sentir cada pedalada como si fueran mil. Aprovechando al máximo el corto tiempo que teníamos para disfrutar de unos pocos días de vacaciones.

¡QUÉ GANAS TENÍAMOS DE ESTAR ENCIMA DE LA BICI!

Nos dirigimos hacia el Puerto del Pico: bajada, subida y desde una fuente natural a mitad de recorrido, oímos el grito de: ¡vamos, que aún os queda lo peor! nos hizo apretar los dientes y pedalear con más fuerza.

Descansar con esas vistas no tiene precio. Es todo un lujo poder estar allí y disfrutar de los paisajes maravillosos que siempre nos encontramos en la sierra de Gredos.

La bajada, que el año anterior a hicimos hasta Ramacastañas por la N-502, es una gozada, y esta vez decidimos variar y coger un desvío para rodar por otra carretera, esta vez pequeñita, sin apenas tráfico. Fue así como descubrimos que podíamos hacer un puerto más y que, como nosotras ya sabíamos, esa parte de la sierra estaba considerada como un paraíso ciclista.

Estábamos en el puerto de La Centenera Este. Desde lo alto, lo que nos quedaba en este día era todo bajada, a excepción de algún que otro repecho, hasta poco antes del pueblo de Candeleda, lugar donde nos proponíamos acabar esta primera etapa, y donde, tras una corta búsqueda, conseguimos encontrar un buen sitio, tranquilo y escondido, donde montar la tienda y pasar la noche.

2ª Etapa de Gredos en Bicicleta: Candeleda – Jarandilla de la Vera

Agujetas…

Sí, agujetas del día anterior. Ya hemos contado que sabíamos que el confinamiento nos había pasado factura; ahora nuestras piernas también lo sabían. Pero, ¡sarna con gusto no pica!

Así que, con ese dolor de piernas, nos disponemos a comenzar nuestra segunda etapa, que nos llevará a cruzar a Extremadura. Pero antes decidimos seguir el consejo de un compañero del pedal, que nos dijo que pasáramos a conocer el Santuario de Nuestra Señora de Chilla. Después de una buena subida, desde lo lejos de una loma, vemos el Santuario. Es impresionante el magnifico uso que hacen del agua aquí.

Con el calor que comenzaba a levantarse de forma brusca, encontrar este rinconcito verde y fresco, fue un alivio.

Pero el camino tienen que seguir, y así, con todo el día por delante, iniciamos la bajada hasta el cruce que dejamos atrás para conocer el santuario.

Y, otra vez en Candeleda, proseguimos pedaleando bajo la ola de calor, que, como es lógico, en agosto, Extremadura, horas centrales del día… Como hacen los perros, vamos buscando sombras y parando en cada una que vemos.

Tras parar a comer y a tomar una cervecita, salimos del pueblo con la intención de continuar pedaleando pero, bajo el sol abrasador, decidimos buscar algún acceso al río para poder descansar y refrescarnos mientras pasan las horas centrales del día, las más calurosas. Encontramos una charca casi para nosotras solas, donde pasamos más tiempo dentro del agua que fuera.

Seguimos el ascenso, y las fuentes que nos vamos encontrando por el camino hacen algo más llevadera la pronunciada subida que nos lleva hasta el pueblo de Losar de la Vera, donde compramos comida y llenamos todas las botellas de agua, con la intención de buscar un sitio para acampar en cuanto salgamos del pueblo. No va a ser tan fácil como creíamos…

DESCUBRIMOS UN SANTUARIO EN LA MONTAÑA

3ª Etapa de Gredos en Bicicleta: Jarandilla de la Vera-Jerte

Anoche llegamos cansadas y con hambre a nuestra habitación: cómo no, un olivar en el camino con un pino, que nos sirvió de descanso. Las ramas de un olivo como soporte para la ducha, la ladera en lo alto, nos sirvió para relajar la vista mientras cenábamos un plato de pasta que nos metió en el cuerpo la energía que necesitábamos.

Y después de una noche tranquila en la que descansamos maravillosamente, nos levantamos pensando en que hoy llegaríamos al Valle del Jerte. Aunque estemos fuera de la época del cerezo en flor, vislumbraríamos un valle capaz de dar belleza a un monocultivo arrasador de la diversidad natural que antaño seguro desprendía el valle.

Y sí, también nos levantamos con el miedo de la formidable ola de calor.

Ah, y también nos levantamos con una canción en la cabeza…

SI QUIERES SABER QUÉ CANCIÓN ES, NO TE PIERDAS EL SIGUIENTE VÍDEO 👇🏽

PEDALEAMOS POR LA CUNA DEL PIMENTÓN

En esta etapa vamos conociendo uno a uno los pueblos que conforman la región de La Vera, famosa por su producción de pimentón.

4ª Etapa de Gredos en Bicicleta: Jerte-Barco de Avila

Dormir en mitad de los campos de cerezos, escondidas, al lado de una caseta de labriegos, nos hizo disfrutar de un sueño reparador y tranquilo, no sin antes admirar una puesta de sol maravillosa.

Empezamos a pedalear y dejamos atrás Jerte, un precioso pueblo donde conocimos a Guadalupe, una señora que nos habla de cómo era el pueblo antes, de zonas de baño donde podíamos bañarnos y con una despedida «pasada por agua»: Guadalupe nos despidió salpicándonos con el agua de la fuente mientras nos íbamos.

Teníamos por delante el puerto de Tornavacas, y al pasar por el pueblo que da nombre al puerto nos fascinó la cantidad de fuentes que aparecen en cada rincón y el agradable sonido del agua que recorre todas sus calles.

¿Qué hace que queramos viajar de esta manera? Entre otras muchas cosas, saberte tan pequeñita y capaz al mismo tiempo de poder subir montañas, te pega un subidón de autoestima bestial. Y por otra parte, las grandiosas vistas y lugares que de otra manera, no saborearíamos cómo nuestros.

No te pierdas la subida…

5ª Etapa de Gredos en Bicicleta. Barco de Ávila – Barajas de Gredos

Sabemos que la mini escapada, llega a su fin y por eso, intentamos alargar el mayor tiempo posible desayunando…

No sabemos cuando volveremos a viajar en bicicleta.

Los aspectos negativos de la incertidumbre que nos produce esta pandemia, no saber que nos va a pasar, donde vamos a estar, ni siquiera si podremos volver a viajar en bicicleta, hacen que retrasemos la llegada lo más posible.

Llegamos a destino, Barajas de Gredos. Disfrutamos de una ruta circular por la Sierra de Gredos, pasando por el Valle de Jerte y disfrutando de los maravillosas carreteras, caminos y senderos de Extremadura y Ávila.

Deseamos volver a viajar, volver a coger las bicicletas, vestirlas y acompañarlas para recorrer juntas kilometros y kilometros de libertad sobre ruedas.

Si has llegado hasta aquí leyendo, es que te ha gustado la crónica, así que si quieres leer más crónicas de viajes, pasate por aquí.

Ya sabes, suscribete!!!

NOS VEMOS EN LOS CAMINOS

UN ABRAZO

1 comentario en “Viaje por la Sierra de Gredos en bicicleta”

  1. He estado explorando un poco por posts de alta calidad o entradas en webs sobre estos contenidos. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta post, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.