Cicloturismo Mujeres

DISPOSITIVO URINARIO PARA MUJERES

El dispositivo urinario para mujeres que os presentamos hoy es, de momento, poco conocido, pero un gran descubrimiento a la hora de viajar en bicicleta o en cualquier medio.

Nosotras lo llamamos pisete. Primero porque «dispositivo urinario para mujeres» no resulta muy práctico a la hora de hablar coloquialmente. Segundo porque el que usamos nosotras es de una marca que le ha puesto un nombre parecido, pero en inglés, y nosotras lo hemos renombrado a nuestro gusto. Por eso, en este artículo, y de aquí en adelante, lo vamos a llamar así: Pisete.

Dispositivo urinario femenino

El Pisete no es otra cosa que un dispositivo en forma de embudo que sirve para encauzar la orina desde la salida de la uretra hasta el exterior, permitiéndonos permanecer de pie mientras orinamos.

Están hechos de silicona quirúrgica, que como ya os comentamos en el artículo sobre la copa menstrual, es un material hipoalergénico y antibacteriano.

¿CÓMO SE COLOCA EL PISETE?

Es muy fácil, se coloca de forma que la parte más ancha del Pisete quede pegada a la vulva, asegurándose de que los bordes se quedan bien unidos a la piel y de que quede dentro toda la vulva, y sobre todo la salida de la uretra.

Una vez la tengamos colocada, únicamente tendremos que dejar salir la orina. Al principio puede resultarnos un poco raro, incluso nos costará dejar salir la orina, ya que nos han educado a orinar siempre sentadas.

Te recomendamos que, antes de llevártela de viaje primero la laves bien con agua y jabón, y que practiques en casa, en un lugar seguro, como en la ducha o la bañera. Puede pasar que al principio haya alguna pérdida al orinar, y practicando en casa podrás ir revisando la mejor manera de adaptarla a tu vulva sin preocuparte por manchar.

¿CÓMO NOS HA AYUDADO EN NUESTROS VIAJES EN BICICLETA?

Cuando practicas cicloturismo y haces acampada no siempre es fácil, ni cómodo, por la noche y con frío, encontrar un sitio no muy lejos de la tienda de campaña, bajarte toda la ropa, agacharte y orinar. Con el pisete, te bajas un poco el pantalón y orinas sin coger frío. También viene muy bien en los baños de las gasolineras o cualquier otro baño público que no esté muy limpio.

¿CÓMO LO RECOGEMOS?

Muy fácil! Cuando se ha terminado de orinar se aclara con agua, se seca y se guarda en su bolsa.

En caso de que no tengas agua suficiente disponible, se puede secar con papel y en la siguiente fuente o lavabo y se lava.

MUY ÚTIL PARA EL CICLOTURISMO

Al igual que la copa menstrual, el Pisete no pesa nada y casi no ocupa espacio en nuestras alforjas, por lo que se ha convertido en un elemento indispensable de nuestro equipaje cuando viajamos en bici.

Esperamos que os haya servido este artículo, no dejéis de probar el dispositivo urinario femenino (alias Pisete), pero sobre todo, ¡no dejéis de viajar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *